Comentario de Cucho Marquez:

 "Después vienen los otros, los que dicen: "Tengo mi mensaje" y han escrito dos zambas, una chacarera y una canción de protesta y a eso le llaman "mensaje". Eso es falso. Mensaje es una vida. Mensaje es Tagore, mensaje es Cristo, mensaje son setenta y cinco años de Chazarreta tocando danzas y nunca hablando de mensaje; pero lo dejó..." 
Esto decía Yupanqui de Don Andrés Chazarreta, quien realizó una labor muy importante de recopilación del cancionero argentino. A él se debe esta versión publicada en 1906 de la que podríamos llamar la madre de todas las zambas. El  tema es ya conocido por versiones posteriores: el enfrentamiento de Felipe Varela con el general Taboada en la batalla de Pozo de Vargas, en las cercanías de La Rioja. Zamba al estilo tradicional, con cuatro largas estrofas y sin estribillo. Atahualpa Yupanqui se lamentaba antes de morir que "dentro de cincuenta años, ningún niño argentino va a saber cómo era la Zamba de Vargas". Para remediarlo,  Juan Carlos Saravia y sus Chalchaleros nos han vuelto a enseñar lo bien que suena hoy este canto, en su album cincuentenario:"Una Leyenda", en el que sólo se echa en falta la bella introducción compuesta por Ernesto Cabeza.



Z A M B A   D E   V A R G A S

Letra: Domingo Lombardi   
Música: Andrés Chazarreta
 
Forman los riojanos 
en Pozo 'e Vargas;
los manda Varela, 
firme en batallas.
Contra los santiagueños,
con gran denuedo, van a pelear;
ya Don Manuel Taboada
alza su espada: se ve brillar.
 
Atacó Varela,
con gran pujanza:
tocando a degüello,
a sable y lanza.
Se oyen los alaridos,
en el estruendo de la carga
y ya pierden terreno
los santiagueños de Taboada
 
"Bravos santiagueños
-dijo Taboada-
vencer o la muerte
vuelvan su cara.
Por la tierra querida,
demos la vida para triunfar"
Y ahí no más a la banda     
la vieja zamba mandó a tocar.
 
En el entrevero
se alzó esta zamba,
llevando en sus notas
bríos al alba.
Y el triunfo consiguieron
los santiagueños y este cantar
para eterna memoria,
Zamba de Vargas siempre será.



e:  (Contracción) de, he de.

riojano: natural de o relativo a la Rioja, capital y provincia de la zona andina

santiagüeño: natural de o relativo a Santiago del Estero

entrevero: (arg) confusión, desorden
 

Volver al Indice