Comentario de Cucho Marquez:

Ariel Ramírez, nacido en la litoreña Santa Fe, ya cantó a este imponente río en su canción del litoral "AGUA Y SOL  DEL PARANA", que se puede encontrar en este mismo cancionero. 
Pero en esta ocasión quiso usar la belleza de la zamba norteña unida al verbo lírico de Dávalos, como para dotar de mayor majestuosidad a su canto. El poeta salteño trata de encauzar esa fuerza de la naturaleza que es el Paraná, en unos versos endecasílabos muy logrados, que tienen toda la ampulosidad y esplendor que requiere el tema. 
Desde el norte frutal vinieron para cantar esta zamba Los Fronterizos con César Isella quienes acompañados por la guitarra de Eduardo Falú y el piano de Ariel Ramírez realizaron una versión inolvidable, hace ya casi cuarenta años.
Para los coleccionistas del mejor folklore, el tema  pertenece al primero de los dos discos, que apareció en el mercado discográfico con el nombre de "CORONACION DEL FOLKLORE" y que ha sido muy vien reeditado en disco compacto recientemente.



EL PARANA EN UNA ZAMBA Zamba

Letra: Jaime Dávalos  
Música: Ariel Ramírez
 
Brazo de la luna que, bajo el sol,
el cielo y el agua rejuntará.
Hijo de las cumbres y de las selvas,
que extenso y dulce recibe el mar.
 
Sangra en tus riberas el ceibo en flor
y la pampa verde llega a beber
en tu cuerpo lacio, donde el verano
despeña toros de barro y miel.
 
          Mojan las guitarras tu corazón,
          que por los trigales ondulará.
          Traen desde el Norte frutal la zamba
          y a tus orillas la dejarán,
          para que su voz, enamorada de la luz carnal,
          arome tus mujeres, Paraná.
 
En campos de lino recobrarás
el cielo que buscas en la extensión.
Padre de las frutas y las maderas:
florece en deltas tu corazón.
 
Verde en el origen recorrerás,
turbio de trabajo la noche azul
y desde la luna, como un camino,
vendrá tu brillo quebrando luz.
 

Volver al Indice